¿Por quién botar el voto?

corrup congreso

Hasta hace dos días, consideraba que la mejor opción para las próximas votaciones de senado y cámara de representantes era el voto en blanco, lo anterior obedecía a mi repulsión por los partidos tradicionales, que para mí son sinónimo de corrupción descarada, ausentismo y poca representación al pueblo que los elige.
En un informe presentado por la Fundación Paz y Reconciliación reveló que de las listas de aspirantes al Congreso de la República para el período 2018-2022, casi el 40 % de los futuros congresistas, en caso de ser elegidos, tendrían alguna relación con actividades ilícitas o estructuras criminales.

Entonces ¿Por quién botar el voto?

Para estos comicios, las cifras son reveladoras, partidos y movimientos políticos siguen sin avanzar en participación de la mujer, pues apenas se limitaron a incluir en sus listas el 30% que exige la ley y las pocas mujeres que han sido incluidas, tienen posición en los números más bajos del tarjetón en lo que se llama en el argot político como de ‘relleno’y ahí es donde varios de los partidos han encasillado al grueso de sus candidatas. A lo mejor si la ley no lo exigiera ni siquiera encontraríamos mujeres en el tarjetón.

En búsqueda de una revolución, donde no exista la “mermelada”, la “parapolítica”, “los mismos con las mismas”, he encontrado la lista de los “Decentes”, conformada por líderes sociales, artistas, escritores, líderes comunales, jóvenes, mujeres, etc., conformada en coalición y avalada por partidos como Alianza Social Independiente (ASI), Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS), la Unión Patriótica (UP), apoyada por los movimientos ciudadanos Colombia Humana, Fuerza Ciudadana cuyo partido es Colombia. La conformación de esta lista fue posible gracias a un fallo de tutela que permitió la unión de partidos de colisión.

Tan tradicional y corrupta es nuestra política colombiana, que desde sus comienzos han hecho lo humanamente imposible, para impedir la conformación de esta lista, usando los mecanismos más perversos para impedir que el pueblo conozca nuevas alternativas de cambio y se renueve el congreso de tanto vejestorio inepto que vive de las arcas del gobierno, como fue el caso del senador Roberto Gerlein, quién fue elegido como congresista por primera vez en 1968 y mantuvo su curul por los últimos 50 años.

Los integrantes de esta lista, han firmado un pacto ratificado ante la Notaría 7 de Bogotá, puntos esenciales que deberían ser aplicados a los demás candidatos, entre los que se encuentran: no al ausentismo, no más privilegios tecnológicos, salarios justos (entregarán un 30 % de su mesada a la creación de un fondo que luche contra la corrupción y diversos proyectos sociales), no más camionetas blindadas, no aceptar viajes en primer clase, no estar más de dos periodos en el Congreso de la República y hacer pública a la Misión Observación Electoral, MOE, las declaraciones de renta antes y después del periodo legislativo, entre otras.

Todos los integrantes han publicado su declaración de renta y ninguno de ellos se encuentra investigado disciplinaria, ni penalmente, este debería ser el principio esencial solicitado para la inscripción de cualquier candidatura.

Definitivamente cualquier candidato de esta lista, merece que el destino de nuestro voto en blanco cambie, no podemos permitir que queden los mismos y después limpiar nuestra conciencia con el voto en blanco.

Está lista está encabezada por María José Pizarro, víctima del conflicto colombiano, quién promueve los derechos de las mujeres y las oportunidades para los jóvenes, defendiendo la diversidad, lo público, del ambiente, del agua y de nuestros recursos naturales.

Encontramos candidatos tan diversos como Tatiana Piñeros, quién es la primera mujer trans en aspira a una curul, quién ha ocupado cargos públicos y presenta propuestas de inclusión social y cambio cultural.

En temas ambientales, la propuesta es presentada por Susana Muhamad, ex secretaria de ambiente, graduada de Ciencias Políticas en la Universidad de los Andes con Maestría en Planeación y Gestión del desarrollo sostenible de la Universidad Stellenbosh en Suráfrica. Tiene 8 años de experiencia internacional en Colombia, Holanda, Sudáfrica y Dinamarca trabajando con comunidades locales, el sector no-gubernamental y el privado.

En representación de las víctimas, Luz Marina Bernal, una de las llamadas “madres de Soacha”, lleva años siendo defensora incansable de los Derechos Humanos, fue postulada al premio Nobel de la Paz junto a otras cuatro víctimas, al Premio Constructores de Paz 2012 y quiere ser la voz de los que ya no tienen voz.

Es importante recordar que nos encontramos frente a un congreso que no aprobó las curules de las víctimas, está es nuestra oportunidad para escoger gente preparada, que conoce las problemáticas de nuestro país y que fueron víctimas de nuestras propias instituciones legales.

No permitamos que la desinformación nos llene de temores para un cambio, los partidos tradiciones crean monstruos de siete cabezas, nos hacen creer que el problema es de partidos políticos, los cuales se creen diferentes ideológicamente, pero al final del día son iguales para robar. Este es el momento del cambio y nuestro aporte a la construcción se materializará únicamente en las urnas con nuestro voto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s