EL ANIMAL MAS PELIGRO DEL PLANETA: EL SER HUMANO

Un amigo cercano, considera que mentalmente me encuentro inestable, por darle (en algunos casos) más respeto a los animales que a los seres humanos, considera una aberraciónhitler-picachu5b15d que iguale a los animales con un ser tan racional como el hombre y  considera una infamia que espiritualmente me indigne con el abuso a los animales pero no me rasgue las vestiduras por los niños violados.

Al respecto debo decir que tan solo hace 72 años, Adolf Hitler incorporaba en el lenguaje el concepto de “superioridad  de la raza”, para definir que el hombre se encontraba por encima de todos los seres vivos del universo  y existían razas superiores.  Como resultado de su teoría de la superioridad, el holocausto fue un “éxito” : trajo consigo la muerte de 15 millones de personas, entre los que se encontraron 6 millones de judíos, gitanos, homosexuales e individuos de diferentes nacionalidades.

Hoy, cuando me hablan de la superioridad del hombre, no puedo evitar mirar el pasado, para entender las consecuencias de la superioridad, en seres tan mezquinos e inteligentes, como el ser humano, al tener la capacidad de reinventarse,  crea nuevas formas de maldad y maltrato hacia cualquier ser viviente.

Nos damos el lujo de sacar un listado de razas potencialmente peligrosas, cuando diariamente se extinguen 150 especies de animales al día, “lo que se considera la mayor ola de pérdida biológica desde que desaparecieron los dinosaurios” y todo por culpa del hombre. 206 huesos, 360 articulaciones y máximo 90 kilos de peso lograron superar la destrucción de un animal de más de dos (2) metros de largo,  52 toneladas y el cerebro del tamaño de una nuez, la teoría de la evolución se rompe, porqué el ser humano no se encuentra extinguiendo especies por necesidad o para poder evolucionar, en unos casos lo hacen por maldad pura, diversión, tradición histórica o simplemente sin justificación.

Respeto más a los animales que a muchos seres humanos, porque siendo animales irracionales , jamás abandonan sus crías, no conocen los conceptos de venganza, odio, tortura y solo asesinan a otra especie basadas en su instinto de supervivencia. Ojala los hombres tuviéramos la mitad de la nobleza y cariño que promulgan las especies más irracionales, porque aunque suene fuerte decirlo, me avergüenzo de la especie más destructiva del planeta: El hombre.

Claro que los niños violados, merecen desaprobación social, pero que se puede esperar de una raza que está diseñada para la maldad. Los niños y los animales tienen el mismo depredador común, el ser humano.

No digo que todos los seres humanos sean armas de destrucción, masiva, pero para empezar a cambiar nuestra pequeña porción del mundo, debemos aceptar quienes somos y cuánto daño le hemos hecho al planeta y al prójimo. Debemos erradicar nuestro concepto de superioridad y a favor de la globalización aceptar que todos los seres vivos: animales y humanos merecemos el mismo respeto, de este modo no nos encontraremos en dilemas de tan doble moral, como tener que catalogar que es más importante si protestar por los niños o por los animales.

 

 

Anuncios

One Comment

  1. Empecemos por contradecir lo que debe ser y lo que no, y como siempre te daré la razón si la tienes, cuando la tengas, pues como siempre te he dicho, no existe una verdad absoluta y tú no eres dueña de la verdad así como yo tampoco.

    Primero- nunca he dicho que eres mentalmente inestable, el hecho de que le des más prioridades a los animales que a los seres humanos es lo mismo a que le dieras más prioridad a tus gatos que a tu mamá o tus hermanos, lo cual sería igual a que ante una situación en la cual tu vida esté en juego versus la vida de un animal, tú quisieras que tu vida fuera secundaria ante la del animal en peligro y eso es ya de por sí, es una tontería por no decir más.

    Ahora bien a pesar de rechazar el maltrato animal al igual que tú, considero una verdadera hipocresía quienes se indignan como tú, ante el maltrato animal, pero no levantan su voz ante el maltrato a tu propia raza, por ejemplo el de los seres más inocentes (niños) que pretendes insolentemente igualar a los animales, es oportuno recordarte que los animales de no ser por tu condición humana de conciencia dada por el aprendizaje impartido por tu mamá, y está por el dado por sus padres, otro ser humano, no podrían generar el respeto a todos los seres vivos, entre estos los animales que alegas proteger, lamentablemente te comportas como aquellas feministas que dicen proteger los derechos de las mujeres al punto de que se les olvida que el hombre es parte del equilibrio necesario en la sociedad con respeto mutuo, sin embargo cuando una mujer agrede o violenta a un hombre, allí si callan, y no protestan ante esas situaciones, en últimas ese despreció por no decir lo más de los seres humanos es por mucho decir un despreció de tu propia condición humana.

    Segundo-comparar el respeto a la raza humana con el extremismo de Hitler, es por no decir lo menos parte de la tergiversación de un pensamiento crítico por parte de un adversario de pensamiento, Hitler como todos los dictadores y asesinos fue un extremista quien creía en la pureza de una raza (la suya), lo cual no se compara con el hecho de solicitarte el respeto a la raza humana, no y nunca sobreponerla sobre otra forma de vida o sobre otras razas, las que tienen tantos derechos como no se los dio Hitler, entre estos los judios, por lo que tú comparación es no sólo antipática, sino que fuera de contexto.

    No considero ni nunca consideraré la superioridad del ser humano, pero tampoco que los feministas falsos o falsos protectores de animales, sobrepongan el supuesto amor a los animales agrediendo a los seres humanos, como sucedió en las agresiones de posibles infiltrados, ante los eventos taurinos de Bogotá, los cuales rechazo pues no tiene sentido una diversión a costa de animales sufriendo o simplemente a costa de animales.

    Tercero-lamentó que te avergüences de la raza humana, es decir de tu propia condición humana, es decir de ti misma, pues no has podido sembrar ni siquiera esa supuesta racionalidad que dices tener respecto a la benevolencia que dices tener con animales, pero que no tienes con los seres humanos, yo he visto actitudes de los seres humanos que bien podrían hacerme creer que todos son iguales o que todos los humanos son tan viles o malos y no, pues aún sigo creyendo que existe esperanzas en la raza humana, cuando ves a un niño en Antioquia corriendo a salvar a las vidas moribundas de gente que cae en un avión que pudiera salvar, a pesar de que el avión callo sobre la plantación que el sembraba, eso me hace creer en la raza humana y yo prefiero ver ese panorama esperanzador que el que tú ves en el horizonte el negativo, esa es la diferencia entre personas como tú y personas como yo, gente que ve la oscuridad donde sea que va, a gente que ve La Luz donde es difícil abrir los ojos.

    Esa vergüenza que sientes por el ser humano como expresamente lo indicas, pero dices preferir los animales sobre el ser humano, sin embargo dices que no todos son así es parte de tu propia contradicción acerca de algo que ni tú puedes justificar, es la contradicción interna que te lleva a proteger algo que estás en tu derecho de proteger, pero que no sabes cómo proteger, atacando al ser humano por qué erróneamente crees que todos son como piensas que has visto en tu aprendizaje de los seres humanos que has visto agredir a muchos animales, así que cuidado con tu doble moral, por qué te conviertes en esas feministas que dicen no soportar nada de los hombres, pero resultan siendo las primeras que se dejan hacer todo de ellos, propio de quienes no tienen verdaderamente claras sus ideas.

    Ahora bien hablas de la extinción de especies animales, me pregunto y pienso en todo lo que juntos pudiéramos protegerles y a su vez tratar de unir coincidencias por ejemplo, digo solo como una idea, que tal si tú amor por los animales se juntara con mi amor por la raza humana, ninguno con extremismo y esto se traduzca en niños que aprendieran a respetar ambas formas de vida por igual, tal vez esa coincidencia pudiera crear esa coexistencia que alegas no existir, dándole entre otras cosas a cada quien su espacio, evitando así esa maldad, justificación o pura diversión, que coincido contigo, no debería existir en el maltrato animal, y tampoco contra la raza humana en su más pura condición los niños y así crear seres humano de los cuales tú te sientas orgullosa.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s